lunes, 25 de junio de 2012

Simonía



Vaticueva separará de sus cargos al obispón enamorado. Obama, firme en obligar a hospitales católicos a recetar abortivos. Seguidores denuncian censura ad intra en la FSSPX. Dos años de cárcel a neocura distribuidor de porno infantil. Ratzinger Tauber celebró la “Pesaj” en Sinagoga. Hipnotista novato no pudo sacar del trance a varias jovencitas. Las cartas comprometedoras de El Vaticano.

Editó: Lic. Gabriel Pautasso


Bargallo desmiente su primera versión… está frito…

Aunque el obispón titular de Cáritas de América Latina Fernando Bargalló se defendió de las fotos en las que se lo ve con una empresaria gastronómica (María de las Victorias Martínez Bo) al decir que se trata de una amiga de la infancia, se conocieron detalles íntimos de la historia de amor prohibida entre ambos personajes.
Fernando Bargalló estaría a punto de recibir las primeras sanciones del Vaticano: su alejamiento del obispado de Merlo-Moreno y de la presidencia del Consejo de Pastoral Social-Cáritas para la Región América Latina y el Caribe.
Las represalias de las máximas autoridades eclesiásticas se deben a que el presidente de Cáritas en Latinoamérica fue descubierto en una playa mexicana junto a una mujer, mientras participaba en enero de 2011 de un congreso de la Pastoral que preside desde noviembre pasado.
Fuentes de la Vaticueva dijeron que Bargalló puede ser desplazado de su cargo de inmediato, a raíz de que “su conducta privada estaba reñida con su función pastoral”. Es que las polémicas imágenes muestran al obispo a los besos y abrazos con una mujer, algo que se contrapone con los votos de castidad.
En un principio, el neocura en discordia negó las imágenes, pero luego se autodesmintió y, ante las cámaras del canal A24, realizó su descargo.
“Las fotos responden a un encuentro en México, en donde coincidimos con esta amiga de mi infancia”, alegó y señaló: “Quiero expresar con claridad que estoy comprometido con Dios y con la Iglesia en esta misión que me han encomendado en la diócesis de Merlo-Moreno”.
Además de reabrir la polémica sobre el celibato sacerdotal, muchos se preguntan quién pagó las costosas vacaciones del obispo en el exclusivo complejo Villa Puerto Ángeles.
Bargalló, de 59 años, fue reelecto como presidente de Cáritas Latinoamérica en 2010 por un período de cuatro años y su última aparición en los medios fue en marzo al presidir una misa en la catedral de Moreno por el mes de la tragedia de Once.
El romance comenzó en enero de 2011 cuando Bargalló y María de las Victorias Martínez Bo llegaron a Ezeiza por separado para tomarse dos aviones distintos hacia Estados Unidos, publicó este jueves el diario Crónica.
La clandestina pareja se encontró en Miami y de ahí viajaron juntos a México donde se hospedaron en varios hoteles de la costa de ese país.
Pasaron por la villa Balnearia Puerto Angel y la costa marítima del Estado de Oaxaca, las playas de Xicatela en la ciudad de Puerto Escondido y las playas de Ixtapa. Allí se hospedaron en los hoteles más discretos y exclusivos.
Al parecer, a su regreso a Buenos Aires, la dueña del restaurante Jolie Bistró creyó que Bargalló dejaría los hábitos, cosa que no ocurrió.
Desilusionada, la empresaria habría colocado en la carta de precios una leyenda que dice:
“El amor es tan importante como la comida pero no alimenta”.

***


En 2009 un grupo de católicos protestaron por la presencia de Barack Obama en su casa de estudios (Holly Cross University)… tres meses más tarde Benedicto XVI recibía feliz al abortista.

A partir del año 2013, virtualmente todas las instituciones católicas de Estados Unidos, incluyendo escuelas y hospitales, podrían tener que cerrar ante la imposición de Barack Obama de que los seguros médicos de sus empleados cubran tratamientos de esterilización y anticoncepción, incluidos métodos abortivos. Se da la circunstancia de que la responsable ministerial de la orden o “mandato” es una pseudo católica, Kathleen Sebelius, ex gobernadora de Kansas.
Los obispones norteamericanos han convocado una Quincena por la Libertad que inició ayer jueves 21 de junio (víspera, de la festividad de los santos mártires Santo Tomás Moro y San Juan Fisher, ejecutados por Enrique VIII en 1535) y concluye el 4 de julio, Día de la Independencia y principal fiesta nacional.

Obispones hipócritas, de lleno en la política

A la cabeza del movimiento cívico “contra la cultura de la muerte” figuran los líderes de la NeoIglesia norteamericana. Estando desde hace cuatro años en Roma como prefecto de la Signatura Apostólica, el activo y militante “cardenal” Raymond Burke, antiguo arzobispón de St Louis; tampoco han dejado de escucharse las voces del “cardenal” Timothy Dolan, arzobispón de Nueva York y presidente de la conferencia episcopal; igualmente José H. Gómez, arzobispón de Los Ángeles, o Charles J. Chaput, arzobispón de Filadelfia.
Gómez mismo lanzó la consigna este jueves:
cualquier compromiso que implique para la Iglesia transigir con la cultura de la muerte sería una “capitulación” y no va a tener lugar, porque sería “caer en la tentación de obedecer al gobierno antes que a Dios”.
El prelado, de origen mexicano (nació en Monterrey) ha sido así de claro porque la Casa Blanca, ante la firmeza de la reacción de los católicos y el temor de que este asunto dificulte la reelección de Obama, podría buscar fórmulas transaccionales a las que la Iglesia, apoyada en esto por todas las demás confesiones religiosas del país, no está dispuesta. 

Con textos de Martin Luther King

Dichas confesiones no se ven igualmente afectadas por el “mandato” porque éste parece diseñado exclusivamente contra la Iglesia católica. En efecto, las excepciones “de conciencia” que prevé la orden de Sebelius no se aplican cuando la institución afectada presta un servicio general fuera del ámbito de la propia confesión religiosa, como es el caso, por ejemplo, de los hospitales católicos.
Los textos explicativos que están difundiendo las parroquias incluyen citas de Martin Luther King, quien utilizaba textos de San Agustín y Santo Tomás de Aquino para justificar la desobediencia a leyes injustas, que es justo la posición que han adoptado los obispones.

***


 Jefes lefebvrianos pretenden ocultarse a la Verdad.

«Es algo clarísimo para nosotros que Roma no se ha convertido, que Roma está tan empapada de modernismo como nunca lo estuvo.»

Debido a las graves circunstancias actuales por los que atraviesa la Iglesia y la FSSPX nos vemos obligados a interrumpir la serie sobre las enfermedades del mundo moderno para poner a la disposición de nuestros lectores una carta dirigida a mons. Fellay, Superior General de la FSSPX.

Para firmar bastará con que escriban su nombre y país al que pertenecen a través de “comentarios del lector”. A Dios gracias, ya circulan por la red las versiones en inglés y portugués. Se les agradecerá mucho que ayuden a la difusión de esta carta a través de sus amigos y conocidos. Que Dios les pague este gran favor.

Junio de 2012
Su Excelencia:
Queremos acercarnos a Usted, en espíritu de caridad, con el fin de presentarle ciertas preocupaciones que queremos dirigirle como Superior General de la FSSPX. 
Durante algún tiempo hemos escuchado noticias sobre un acuerdo práctico con Roma. Nos preocupa el daño potencial que pueda suponer a la integridad de la Fe; que es nuestra Fe y la Fe nuestros hijos y nietos. 

Intenciones de Roma respecto a un acuerdo con la FSSPX 

Varios sacerdotes de alto nivel en la FSSPX (padres Pfluger, Schmidberger y otros) han afirmado que Roma está preparada a dar “carta blanca” a la FSSPX; en otras palabras, a aceptar a la FSSPX como ella es, sin compromiso. Sin embargo, en contradicción con esto, tenemos publicadas las palabras de varias personalidades de Roma, incluyendo el portavoz de prensa del Vaticano, quien dejó claro que ellos miran ésto como una aceptación por parte de la FSSPX de la nueva religión del Vaticano II con el fin de lograr un “retorno a Roma”. 
Al mismo tiempo, se nos advierte que no deberíamos prestar atención a los “rumores”.
Puesto que existe una contradicción entre las dos versiones acerca de lo que ha sido ofrecido a la FSSPX, y puesto que las notas de prensa del Vaticano no son un rumor, ¿debemos pues concluir que no debemos prestar atención a las palabras del Padre Pfluger por ejemplo? 

Su propia posición acerca del Concilio Vaticano II 

También estamos escandalizados por sus recientes declaraciones publicadas en todo el mundo por la CNS, en las que afirma: 
“[gracias a las discusiones doctrinales con Roma] vemos que muchas cosas que nosotros hubiéramos condenado como provenientes del Concilio son de hecho no del Concilio sino de la interpretación de éste”. 
…y que:
“El Papa dice que el Concilio debe ser puesto entre la gran Tradición de la Iglesia… estas son declaraciones con las que estamos de acuerdo totalmente, absolutamente”. (CNS, mayo 2012) 
Nosotros, los signatarios de esta carta, deseamos puntualizar que cuando usted dice “nosotros” usted no habla por nosotros. Además nos preguntamos cómo usted puede reconciliar ésta idea de que el Concilio fue mal interpretado con las palabras de Monseñor Lefebvre (en sus libros “Lo han destronado” y “Yo acuso al Concilio” por ejemplo), o incluso con sus propias declaraciones que fueron hechas no hace mucho tiempo como: 
“Ratzinger debería prepararse para una directa revisión de los textos del Concilio y no solamente denunciar su incorrecta hermenéutica (interpretación)”. (CNA, 30 Octubre 2007)
Desde ciertas instancias nos urgen a mostrar lealtad, obediencia y unidad. Dejando de lado la torpe memoria de cómo estas mismas palabras fueron usadas para silenciar la oposición a las enseñanzas conciliares y a la nueva Misa hace 40 años, nos sentimos obligados a preguntar: ¿A cuál Monseñor Fellay se espera que nosotros obedezcamos? 
¿Al Monseñor Fellay que en 2007 declaraba que el Vaticano II debe ser revisado, o el Monseñor Fellay de 2012 que piensa que el Vaticano II fue solamente mal interpretado y puede ser aceptado? Además ¿Cuál Monseñor Fellay es más consistente con el ejemplo de Monseñor Lefebvre? 
(Nota de FC): Recuérdese que Lefebvre firmó todas y cada una de las actas vaticonciliares.

Su actitud hacia Benedicto XVI 

También debemos confesarnos confundidos considerando sus recientes declaraciones sobre Benedicto XVI. Se ha dicho que nadie en la FSSPX tiene el derecho de rehusar si el Papa insiste en un acuerdo canónico. Usted mismo ha hablado de él en términos como si fuera nuestro líder en la lucha por la Tradición 
“Pero no estamos solos en la obra de defensa de la Fe… Es el Papa mismo quien lo hace, ese es su trabajo. Y nosotros estamos llamado a ayudar al Santo Padre, entonces, hagámoslo”: (CNS, Mayo 2012) 
¿Podemos recordarle que éste es el mismo hombre (entonces Cardenal Ratzinger) en quien Monseñor Lefebvre sintió que no podía confiar en 1988? ¿Que éste es el mismo hombre que profesó herejías de las cuales nunca se retractó, como Monseñor Tissier de Mallerais ha señalado en diversas ocasiones? ¿Que en la mente del mismo Benedicto XVI, la idea de “defender la Fe” parece incluir la especulación sobre la no existencia del Limbo, la posible probidad moral de la contracepción cuando es usada por los depravados y que parece creer que la conversión, bautismo y confesión de Cristo no son necesarias a los judíos para ser salvos? 
Dado que una persona tan prominente como usted normalmente no es ignorante de estas cosas, ¿es irrazonable para nosotros concluir que usted está consciente y deliberadamente pasando por alto las enseñanzas heterodoxas y el liderazgo de Benedicto XVI? 
El sitio oficial del distrito de Estados Unidos de la FSSPX actualmente publica un artículo pretendiendo mostrar que, siguiendo el ejemplo de San Basilio de Cesárea, la actitud correcta de los católicos de cara a la heterodoxia y a la herejía en altos puestos sería la de guardar silencio de cara a la apostasía con el objeto de que ellos tengan cabida para continuar haciendo el bien.
 Nosotros no podemos ni por un minuto imaginarnos que Monseñor Lefebvre hubiera accedido a que esta fuera la estrategia de la Fraternidad en ese tiempo particular, ni tampoco creemos que él hubiera tolerado ni por un momento que tal idea fuera publicada por o en la Fraternidad en estas circunstancias. 
(Nota de FC: de hecho Lefebvre sí firmó el acuerdo en 1988)
La reacción de sus compañeros Obispos de la Fraternidad indicarían que un acercamiento (o más que eso) con Roma en este tiempo presente está tomando un precipitado y demasiado peligroso camino. 
Nos damos cuenta que permaneciendo fieles al legado del Gran Arzobispo Lefebvre, permaneciendo fieles a la Tradición Católica, nos colocados en desacuerdo con usted y su liderazgo. Nosotros ni deseamos ni pedimos ésto: la causa reside en usted, por lo tanto, en usted está la solución.
Nosotros, las ovejas que estamos adheridas a la Santa Tradición, gustosamente nos acercamos a la Fraternidad porque la Fraternidad habla con la voz del Pastor Eterno y nosotros reconocimos Su Voz en lo que el Arzobispo y sus seguidores fieles proclamaron. 
Lo que resulte de las presentes circunstancias, nosotros, el rebaño fiel a la Santa Tradición y a la Fe de la Iglesia que custodia la Roma eterna, no seremos los que cambien. Permaneceremos fieles a la Tradición sean cuales fueren las consecuencias. 
  
Rumores, información, apertura y honestidad 
  
Finalmente, deseamos expresarle nuestra profunda preocupación de que en medio de esta confusión, en medio de lo que parece ser una gran agitación afectando a la FSSPX (y por lo tanto a todos nosotros y por implicación, al futuro de la Tradición y de la Iglesia entera) parece haber una reticencia por parte de los líderes de la FSSPX, una renuencia para dar información en un espíritu de honestidad y apertura. 
Nos dicen por un lado que no deberíamos prestar atención a los rumores o las habladurías en internet, y sólo tomar en cuenta la información que proviene de las fuentes oficiales de la FSSPX. 
Por otro lado, cuando hechos sólidos salen a la luz (como la carta de los tres Obispos, o su reciente entrevista con CNS, o el comunicado de prensa del Vaticano acerca de la FSSPX) se supone que tampoco debemos verlos. 
Por un lado, se nos dice que deberíamos obtener nuestra información solamente de los órganos oficiales de la FSSPX (DICI, sspx.org, pius.info, etc.). Por el otro, éstos mismos órganos han escondido a sus lectores cualquier hecho que no ayude a la causa que están tratando de alcanzar (concretamente, el argumento a favor de llegar a un acuerdo práctico con Roma). 
En ninguna parte de DICI, de SSPX.org o de Pius.info se encontrarán los comunicados de prensa de Mayo hechos por el Vaticano, ninguna referencia al hecho que la mayoría de los Obispos de la Fraternidad, así como una gran porción de sacerdotes de la FSSPX o de los fieles adheridos a ésta -muy posiblemente la mayoría- estarían en contra de la idea de un acuerdo práctico con Roma
Somos castigados por leer lo que se llamó correspondencia privada, cuando nuestro único deseo es poner un fin al rumor informándonos de los hechos. 
La carta que los tres Obispos de la Fraternidad le enviaron el mes pasado, no contiene ninguna información personal, trata solamente asuntos públicos que afectan al futuro de la FSSPX, por lo tanto es de algún modo poco honrado que sea llamada correspondencia privada. 
Lo que es más, parece que hay un doble estándar al permitir a los clérigos que están a favor de llegar a un acuerdo práctico de expresar sus opiniones personales desde el púlpito, mientras que al mismo tiempo se requiere absoluto silencio de los que están en contra de ese acuerdo.
Por lo tanto, nosotros nos sentimos justificados tanto en leer como en circular esa carta a otros fieles católicos quienes, como nosotros, están preocupados por el futuro de la FSSPX y quienes -excepto al ver esa carta- deben sentirse solos y confundidos. 
En síntesis, si Su Excelencia desea que los fieles confíen en los líderes de la FSSPX, si los fieles adheridos a la FSSPX son exhortados a no prestar atención a los rumores, entonces nosotros creemos que usted debe dar los pasos necesarios para disipar el actual clima de miedo y desconfianza, y permitir que todas las opiniones sobre el asunto sean declaradas abiertamente, toda información (que se refiera, por ejemplo, a si la Roma de hoy se ha convertido de su modernismo en un grado significante) circule abiertamente, y es con este espíritu de honestidad y apertura que le escribimos esta carta a usted, con una genuina preocupación por el futuro de la Tradición en el mundo. 

El futuro de la FSSPX y el futuro de la Tradición 
  
Cuando Usted se convirtió en Superior General de la SSPX en 1994, tomó su lugar como cabeza de una Sociedad que estaba fuertemente unida, fervorosa, devota y desprendida, que sabía qué representaba y por qué, y que tenía una clara visión de hacia dónde iba. Nuestro Señor confió esta Sociedad en sus manos. Si Él ahora le pidiera cuentas de lo que Usted ha hecho con esa misma Sociedad, ¿qué podría mostrarle? ¿Qué tipo de Sociedad legará Usted a su sucesor? 
Es algo clarísimo para nosotros que Roma no se ha convertido, que Roma está tan empapada de modernismo como nunca lo estuvo. Lo que no está claro para nosotros es lo que están haciendo los directivos de la FSSPX y por qué, esto es, sus mismas actitudes, creencias o motivos. 
El Arzobispo Lefebvre nos enseñó admirablemente bien, tanto a través de sus escritos como con el ejemplo personal que él dio al mundo, que el deber de los católicos no es el de meramente creer de un modo pasivo. Es también apostólico, de convertir el mundo y de señalar y denunciar el error cuando uno lo ve. En su día, el Arzobispo Lefebvre denunció los varios errores difundidos por las autoridades de la Iglesia, incluyendo el Papa. 
Él fundó la FSSPX no como un fin en sí mismo, sino como medio para un fin: siendo el fin la perpetuación del sacerdocio católico, de la Tradición y la denuncia del error. Él no fundó la FSSPX para que ésta no fuera provocativa o agresiva, para usar algunas de sus palabras más recientes. 
Estamos perplejos y consternados ante el hecho de que ciertos miembros de la Fraternidad parezcan ver un motivo, un fin, que excede aquél de predicar la Verdad y denunciar el error, a tiempo y a destiempo, y están, por tanto, deseando guardar silencio ante los muchos errores y males de nuestros días. 
Es nuestra ferviente esperanza que el futuro de la FSSPX y el futuro de la Tradición sean, como en el pasado, una y la misma cosa. 
Cualquiera sea el caso, sin embargo, haremos todo lo que esté en nuestro poder para creer y difundir la Verdad, para denunciar el error, y haciéndolo así permanecer fieles a Nuestro Señor, a Su Iglesia, a la Tradición y al legado del Arzobispo Lefebvre, cualquiera que sea el costo y ya elija Su Excelencia abandonarnos o permanecer con nosotros. 
San Pío X, ruega por nosotros. 
En Cristo y María imploramos de rodillas su bendición y besamos su anillo episcopal,

Alberto Navarro Vives
  
***


 Neocura Rafael Sansó Riero

(Transcrito de ABC.es/EFE)
La Fiscalía y el párroco del municipio castellonense de Vilafamés, el manacorense Rafael Sansó Riera, acusado de un delito de distribución de pornografía infantil han alcanzado un acuerdo para que el procesado sea condenado a una pena de dos años de prisión.
La Fiscalía solicitaba tres años y seis meses de prisión por un delito de distribución de pornografía infantil.
En el acuerdo hecho público hoy por la Fiscalía, la pena se rebaja hasta dos años de prisión, y en los próximos días se dictará la sentencia de conformidad que ratificará el acuerdo.
El párroco, según consta en el citado acuerdo, fue detenido en noviembre de 2010 después de haberse iniciado en Madrid una operación contra una red de pornografía infantil a partir de informaciones facilitadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos a través de la Oficina Federal de Investigación (FBI).
En el escrito se informaba de la existencia en España de varios usuarios dedicados a la distribución de pornografía infantil pertenecientes a una red denominada GROUPS.
Uno de los identificados resultó ser el párroco de la iglesia de Vilafamés -un pequeño pueblo del interior de Castellón que no llega a los 2.000 habitantes-, quien, bajo el pseudónimo “mirabort”, había efectuado numerosas conexiones desde las IP asociadas a la línea telefónica de la parroquia y otras desde el Ayuntamiento mallorquín de Manacor.
El 10 de noviembre de 2010 registró la parroquia de Vilafamés donde el acusado, de 52 años en el momento de la detención, ejercía su labor pastoral desde hacía quince años y se intervinieron tres discos duros.
Tras el análisis, los agentes encontraron diversos archivos con fotografías, vídeos y dibujos de pornografía infantil.
En uno de los discos duros se encontraron más de 21.000 archivos con contenido pedófilo que estaban organizados según el tipo de pornografía que contenían, el país de origen o la etnia de los menores que aparecían en los mismos.
El párroco, nacido en Manacor, ya fue suspendido cautelarmente de sus cargos y del ejercicio sacerdotal por la Diócesis de Segorbe-Castellón.

***


“He venido aquí con gran alegría, pocas horas antes del comienzo de la celebración de NUESTRAS PESAJ (¡!) para expresar mi respeto y afecto a la comunidad judía de Nueva York”: Ratzinger Tauber
(Trasncrito de EsMas.com)
NUEVA YORK, Estados Unidos, abr. 18, 2008.- El Papa Benedicto XVI visitó este viernes la sinagoga de East Park en un gesto de deferencia ante la numerosa comunidad judía de Nueva York, a quien alentó a construir “puentes de amistad” con el resto de religiones.
La visita a la sinagoga neoyorquina no estaba prevista en un primer momento en el programa del viaje del Papa a Estados Unidos y fue incluida a última hora por el Vaticano como un “gesto de amistad” hacia los judíos, que hoy comienzan la Pesaj (Pascua).
El Papa, que fue recibido con cánticos, comenzó su discurso exclamando “Shalom”, el saludo judío para desear paz.
“He venido aquí con gran alegría, pocas horas antes del comienzo de la celebración de nuestras Pesaj para expresar mi respeto y afecto a la comunidad judía de Nueva York”, afirmó el Papa.
El pontífice dijo sentirse “conmovido” al recordar que “Jesús, siendo joven, escuchó las palabras de la Escritura y rezó en una lugar como este”.
Benedicto XVI alentó entonces a la comunidad judía de Nueva York, que cuenta con más de un millón de integrantes, a “seguir construyendo puentes de amistad con los diversas grupos étnicos y religiosos” que viven en la ciudad.
Como ya hizo ayer durante el encuentro con la comunidad judía en el centro cultural Juan Pablo II de Washington, el Papa les aseguró su “cercanía en este tiempo, que se preparan para celebrar”.
“Les ruego a todos que trasmitan mis saludos y felicitaciones a los miembros de la comunidad judía”, añadió.
El Papa se detuvo cerca de 20 minutos en la sinagoga, donde pudo intercambiar algunas palabras con los representantes de la comunidad.
El rabino jefe de la Sinagoga, Arthur Schneier, de 78 años, de origen austríaco y que sobrevivió al Holocausto, afirmó en su discurso de bienvenida al Papa que
“el sol brilla en este día, en el que los hermanos están juntos con placer”.
Schneier, que se mostró muy cariñoso con Benedicto XVI, afirmó que los judíos persiguen “un deseo sincero de reconciliación”.
Una acogida y unas palabras por parte del rabino que rebajan las tensiones surgidas después de que instituciones judías denunciaran que el Vaticano les quería despreciar y discriminar con la reinstauración y nueva formulación de la oración en latín del Viernes Santo, en la que se reza por ellos.
Benedicto XVI cambió en esta oración la frase en la que se pedía por la “conversión del pueblo judío”, que tantas críticas había ya originado, por un que “ilumine sus corazones para que reconozcan a Jesucristo salvador de todos los hombres”, pero tampoco esto aplacó las críticas.

***


 Al hipnotista novato se le pasó la dosis.

(Transcrita de NYDaylyNews.com )
CANADÁ, Quebec.- Una extraña celebración de fin de curso. Un joven hipnotizó a todo un curso de adolescentes, pero no las pudo despertar.  
Para celebrar el fin de cursos en una escuela de Quebec, los directivos pensaron que sería una buena idea invitar a un hipnotista para realizar un acto masivo de entretenimiento con los alumnos. Así, Maxime Nadeau acudió al Collège du Sacré-Cœur (Colegio del Sagrado Corazón) para demostrar sus habilidades en un pequeño grupo de jóvenes mujeres de entre 12 y 13 años de edad. 
Maxime Nadeau, hipnotista novato.

Pero las cosas se salieron de control y cuando el acto supuestamente debió terminar, Nadeau descubrió que varias de las niñas seguían en el trance hipnótico y, lo que es peor, que él mismo era incapaz de despertarlas. 
El joven hipnotista tuvo que recurrir a su mentor, Richard Whitbread, quien pasada una hora llegó al colegiopara salvar la situación, solo para encontrarse que un par de estudiantes tenían sus cabezas sobre la mesa y otros más simplemente se encontraban en un trance: con los ojos abiertos pero la mirada vacía. 
Colegio “católico” invitó al hipnotista.

Según el diagnóstico de Whitbread, las jóvenes se encontraban en una especie de doble hipnotización por causa del atractivo físico de su alumno, el cual hizo que el influjo de Nadeau fuera particularmente potente entre las jóvenes. Whitbread por su parte rompió el encanto gritando estentóreamente. 
El hipnoterapista Whitbread sacó del trance a los jovencitas luego de 4 horas.

En cuanto a estas, algunas tuvieron dificultad para describir lo sucedido. Una de ellas, Émilie Bertrand, dijo que no podía explicarlo, que “era como si no estuviera ahí, como si estuviera fuera del espacio”. Otras manifestaron dolor de cabeza y náusea. Una más se mantuvo en la hipnosis por cuatro horas. 
Las autoridades de la escuela ignoraban que la hipnosis no se recomienda para personas menores de 14 años, debido a que antes de esta edad las personas son muy susceptibles a sus efectos.

***

Apostasía… “silenciosa”…

En muchos países de antigua tradición cristiana, a pesar de la pertenencia formal a la Iglesia que indica el bautismo, la fe se ha debilitado en muchas personas que «podrían ser incluidos en la categoría de los no creyentes». Es un problema que afecta sobre todo a la Europa occidental y a América del Norte, en donde, durante los últimos 50 años, la secularización se ha convertido en algo “natural”, pero a la que no son inmunes las Iglesias “más jóvenes” de los demás continentes, sobre todo en las zonas urbanas. 
De esta premisa nace el próximo Sínodo para los Obispos, dedicado al tema de la Nueva Evangelización, que se llevará a cabo en Roma del 7 al 28 de octubre. Ayer se presentó en el Vaticano el “Instrumentum Laboris” del Sínodo, es decir el documento preparatorio que es el resultado de los aportes de todos los obispos del mundo como respuesta a los “Lineamenta” de febrero de 2011.
Se trata de un documento amplio (de 74 páginas) del que surge, según la Secretaría del Sínodo que lo redactó, la consciencia de los obispos con respecto a la Nueva Evangelización, que no es un nuevo modelo de acción pastoral que sustituye simplemente otras formas de acción, sino «un proceso para impulsar la misión fundamental de la Iglesia» que, «interrogándose sobre la forma en la que se vive la Evangelización hoy en día», no puede dejar de ver dentro de sí para verificar la calidad de la Evangelización de sus comunidades. 
El “Instrumentum Laboris” consta, además del Prefacio, de una Introducción, cuatro capítulos y una Conclusión. En la Introducción se recoge el parecer de las Conferencias Episcopales que concuerdan en «la necesidad de nuevos instrumentos y expresiones para hacer comprensible la Palabra de Dios en los ambientes de vida de la humanidad contemporánea. El evento sinodal tendría que representar una ocasión de debate y de participación, tanto del análisis como de las acciones que compartir para alentar a los pastores y a las iglesias particulares». 
El “Instrumentum Laboris”, de hecho, no pretende ofrecer soluciones prácticas para impulsar el anuncio de la fe (este será el objetivo de las discusiones del Sínodo), sinoofrecer sugerencias ante las dudas concretas de los obispos y ante las posibles soluciones que se pueden dar. 
Algunos religiosos lamentan que «la excesiva burocratización de las estructuras eclesiales», al lado de «celebraciones litúrgicas formales y ritos que se repiten casi por costumbre», tienen el efecto de «alejar» a las personas de la fe.
Los obispos también denuncian, en general y con franqueza, que la distancia que toman muchos fieles «de la práxis cristiana, una verdadera “apostasía silenciosa”» se debe a la falta de una respuesta «adecuada y convincente» de la Iglesia ante las transformaciones de la modernidad, desde la globalización hasta la transformación de las sociedades marcadas por la migración y por los nuevos escenarios económicos. 
El documento denuncia que la «secularización» (de la que se reconocen los aspectos positivos para los cristianos) ya no tiene la apariencia de «discursos directos y fuertes contra Dios», sino que ha asumido un tono medio, tanto que ha terminado por coincidir con el «escenario cultural de fondo» en nuestra época. Así, la «”muerte de Dios” anunciada en las décadas pasadas por tantos intelectuales ha cedido el sitio a una mentalidad estéril, hedonista y consumista».
También la vuelta del «sentido religioso», que acompaña esta nueva oleada de la secularización, tiene un carácter ambivalente: si, por una parte es acogido favorablemente, por la otra parece estar bajo la sobra de una «experiencia religiosa poco liberadora», que abre las puertas del fundamentalismo.
Es un riesgo real para la misma Iglesia católica, según algunos obispos, porque al tratar de detener el crecimiento de las sectas, los católicos no deben sucumbir en la «tentación de imitar los tonos agresivos y proselitistas de estos grupos».

***


Grandes amigos: Martini, Ratzinger y Wojtyla

(Transcrito de Religión Confidencial)
El teólogo de la Universidad de Navarra (Opus Dei), Pablo Blanco Sarto, acaba de dibujar un mapa con las ideas de Benedicto XVI de gran utilidad para orientarnos en el presente de la rica y profunda personalidad del Papa.
Quien es uno de lo mayores especialistas en la teología de Joseph Ratzinger ha elaborado una síntesis que sirve muy de aliciente para estudios más avanzados. El libro, editado en la BAC, tiene un extenso prólogo del arzobispo de Oviedo, monseñor Jesús Sanz Montes, el que señala, entre otras cosas, que “por más que a Joseph Ratzinger le hayan colocado un antes, en y después de su llegada al papado una serie de etiquetas despectivas con cargas ideológicas que trataban de ridiculizarle hasta la censura, su fisura se acrecienta más y más mientras nos narra con sencillez y audacia la palabra que nos debe anunciar en esta coyuntura histórica”.
Para Hans Urs von Balthasar, Ratzinger era “el teólogo valiente”. Henri de Lubac, en su libro “Diálogo sobre el Vaticano II” escribió, en 1984, del hoy Papa que “no tiene miedo de abordar en público ni los temas fundamentales, ni los problemas de la actualidad, y siempre con calma, sencillez, mesura, gran respeto a las personas y con una sonrisa”.
Sobre la teología de Ratzinger se ha escrito mucho. El norteamericano Thomas P. Rausch ha señalado que “ha respondido de modo directo a las críticas, pero no usando el sarcasmo o despreciando los argumentos contrarios al considerarlos como frívolos. Ha expresado su escasa afinidad por los textos abstractos de teología, a pesar de que puede ser tan abstracto como un filósofo. Hay algo de pasión en sus escritos, un deseo de presentar la verdad de la fe tal como él la ve por medio de su testimonio en el mundo”.
Una de las cuestiones más interesantes a las que da respuesta este libro es a la hipótesis formulada intencionalmente sobre si existen dos Ratzinger, y dos momentos en la teología del Papa. Aquí se demuestra que existe una continuidad indiscutible en quien es un sistemático.
A medida que Pedro Blanco Sarto nos lleva de la mano de la comprensión que Benedicto XVI tiene de Dios, de Cristo, de la Escritura, de la Iglesia, de la Virgen María, de los santos, de los pilares de la persona, de la acción de la Iglesia, entre otros muchos conceptos, el lector percibe que la teología del Papa es alimento adecuado para la vida cristiana y respuesta a las preguntas que inevitablemente hoy nos hacemos.
José Francisco Serrano Oceja

***

El obispón bonaerense en una exclusiva playa privada en Puerto Ángel, Oaxaca.

Otro cínico: era “una amiga de la infancia”, y pidió ”perdón” por las “malas interpretaciones”…
Fernando María Bargalló, obispo argentino de Merlo-Moreno fue descubierto con una mujer a miles de kilómtros de la Argentina; el sacerdote aseguró que su compañera era una “amiga de la infancia” y pidió “perdón” por las “malas interpretaciones” que se deducen de las fotos.
El obispo de Merlo Moreno y ex presidente de Caritas Argentina tuvo un tremendo dolor de cabeza por la publicación de unas fotos que lo muestran con quien parecía ser su presunta pareja en una playa de México.
Las imágenes muestran a Bargalló a los besos y abrazos con una mujer, lo que se contrapone con los votos de castidad que hace un miembro de la iglesia.

Compartió una habitación en un lujoso hotel cinco estrellas.

Además, en la historia también entran a jugar los votos de pobreza, debido a que el Obispo se alojaba junto a la mujer en un hotel cinco estrellas.
Monseñor se encontraba en México, adonde había sido convocado para el Secretariado Latinoamericano y Caribeño de Pastoral Social Caritas (SELACC), del que participaron referentes regionales.
Cuando fue abordado por las cámaras del canal A24, Bargalló respondió con frases cortas y evasivas y se refugió en la iglesia. Sin embargo, luego hizo su descargo.
“Las fotos responden en efecto a un encuentro en México, en donde coincidimos con esta amiga de mi infancia; con ella y su familia mantenemos vínculos de fuerte amistad”, explicó Bargalló.
“Lamento que aquella situación, no exenta de cierta imprudencia, pueda haber dado lugar a malas interpretaciones“, apuntó el Obispo, quien aseguró que las imágenes son de hace dos años.
Para finalizar, el sacerdote señaló: “Quiero expresar con claridad que estoy comprometido con Dios y con la Iglesia  en esta misión que me han encomendado en la diócesis de Merlo-Moreno y en las demás responsabilidades al servicio de los hermanos”.
“Siento profundamente mi sacerdocio y la entrega al Señor Jesús y en ella deseo perseverar hasta el fin”, aseveró.

Investigación vaticana

El Vaticano evalúa una sanción para el obispo Fernando Bargalló, titular de la diócesis de Merlo-Moren, quien fue fotografiado abrazado a una mujer en una exclusiva playa mexicana. El religioso, tras la difusión de las imágenes, pidió esta noche perdón y aseguró que se trata de una “amiga de la infancia”.
Según informó la agencia DyN, el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, elevó un informe a la Santa Sede tras la difusión -en el canal de cable América 24- de las fotografías en las que aparece el prelado bonaerense. El reporte fue efectuado tras una reunión con el secretario general del Episcopado, monseñor Enrique Eguía Seguí.
Las fotografías son, precisaron las fuentes, de enero de 2011 y la acompañante del obispo es una empresaria gastronómica, dueña de restaurantes en el barrio porteño de Belgrano, con quien mantendría un romance hace meses.
La difusión de las imágenes causó revuelo en ambientes eclesiásticos y políticos, sobre todo porque Bargalló, titular de Cáritas Argentina hasta noviembre pasado, chocó en más de una oportunidad con el gobierno nacional por las políticas sociales y la atención a los sectores más pobres.
Incluso se especuló con que las fotos fueron filtradas por allegados al intendente de Merlo, Raúl Othacehé, con quien el obispo mantenía un fuerte enfrentamiento.
Además de reabrir la polémica sobre el celibato sacerdotal, muchos se preguntaronquién pagó las costosas vacaciones del obispo en el exclusivo complejo Villa Puerto Ángeles.
Bargalló, de 59 años, fue reelecto como presidente de Cáritas Latinoamérica en 2010 y por un período de cuatro años, y su última aparición en los medios fue en marzo por presidir una misa en la catedral de Moreno, al cumplirse un mes de la tragedia de Once.

***


Bertone, el “enemigo del mal”.

“voluntad de división –dentro de la Iglesia-, viene del maligno”

(ACI/EWTN Noticias).- El Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, lamentó que muchos periodistas jueguen “a imitar a Dan Brown”, el autor de “El Código Da Vinci“, creando intrigas sobre la Santa Sede como ocurre con las filtraciones de documentos privados conocidas como Vatileaks.
“Muchos periodistas están jugando a imitar a Dan Brown (autor de la exitosa novela ‘Código da Vinci’, ndr)” y “se inventan fábulas y leyendas”, afirmó el Purpurado en declaraciones a la revista Familia Cristiana.
“No tengo señal alguna de que estén involucrados cardenales, ni de que haya una lucha por la conquista de un poder imaginario”, explicó en la entrevista y consideró que el demonio trata por todos los medios atacar a la Iglesia y la “acción esclarecedor y purificante” con la que el Papa Benedicto XVI está dirigiendo su pontificado.
El Cardenal Bertone señaló que la “voluntad de división –dentro de la Iglesia-, viene del maligno”, y explicó que hay un intento de despertar
“divisiones feroces entre el Santo Padre con sus colaboradores y entre ellos, y es perverso desear golpear a quien se dedica con mayor pasión y confianza al bien de la Iglesia”.
En la entrevista, que saldrá publicada en el siguiente número del semanario, el Cardenal Bertone desmintió que exista rivalidad alguna dentro de la Santa Sede, y consideró que “la publicación de diversas cartas y de documentos enviados al Santo Padre, por parte de personas que tienen derecho a la privacidad, constituye como ya hemos dicho en anteriores ocasiones un acto inmoral de inaudita gravedad”.
En cuanto a la destitución de Gotti Tedeschi, el ex presidente del Instituto para las Obras Religiosas (IOR), también conocido como Banco del Vaticano, el Cardenal Bertone explicó que “su salida no se debe a las dudas internas sobre la voluntad de transparencia –bancaria-, sino más bien a un deterioro de las relaciones entre el consejo”.

***


(Con información de Vatican Insider)
¿Qué implicaciones tiene para Bernard Fellay firmar en definitiva un acuerdo con Roma, sin el placet de Williamson, Mallerais y De Galarreta?
¿Cuáles y hasta dónde serían las consecuencias de una entrega de armas y banderas a los enemigos de la Fe Cristiana?
Para el vaticanista Andrea Tornielli las conversaciones acuerdistas entre la FSSPX y la Logia Vaticana tienen aún escollos por resolver que se vislumbran en el último comunicado oficial de las partes:
Según Tornielli el último trecho del complicado camino de diálogo entre Roma y la Fraternidad San Pío X, podría ser el tramo más difícil, por lo que el resultado final no está asegurado.
Lo anterior se deduce de una frase que aparece en el comunicado que la misma Fraternidad  difundió poco tiempo después de que se reunieran el superior lefebvriano, el obispo Bernard Fellay, y William Levada, prefecto del ex Santo Oficio y presidente de la comisión Ecclesia Dei. 
Después de la Sala de prensa vaticana, la Fraternidad publicó en su boletín oficial un comunicado que dice:
«Durante este encuentro, monseñor Fellay escuchó las explicaciones y las indicaciones del cardenal Levada, a quien expuso la situación de la Fraternidad San Pío X y las dificultades doctrinales que presentan el Concilio Vaticano II y el Novus Ordo Missae. La voluntad de ulteriores aclaraciones podría implicar una nueva fase de discusión».
Es justamente esa referencia a una «nueva fase de discusión», ante las «dificultades doctrinales» sobre el Concilio y la liturgia que comenzó con la reforma post-conciliar, la que indica que todavía hay dificultades. De hecho, no habrían escrito estas palabras si el preámbulo doctrinal (propuesto por la Santa Sede, modificado por Fellay, discutido por los cardenales del ex Santo Oficio y revisado por el Papa) les hubiera parecido adecuado.
En 1988, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Ratzinger vivió en primera persona las negociaciones y después la ruptura con Lefebvre, quien, tras haber firmado un acuerdo doctrinal decidió, en el último momento, no confiar en Roma y consagrara cuatro nuevos obispos. Entonces, la fractura se dio no con respecto al acuerdo doctrinal, sino por una cuestión mucho más práctica: la de que el anciano arzobispo se asegurara un sucesor que continuara su obra. Hoy, en cambio, el escollo sigue siendo el preámbulo doctrinal. 
La fase que acaba de comenzar, pues, es la más delicada. Es posible que monseñor Fellay, quien dijo que habría respondido «en tiempos razonables» a las autoridades vaticanas, someta al capítulo general de la Fraternidad, previsto para la primera semana de julio, la propuesta de Roma. De cualquier forma, esa referencia del comunicado de los lefebvrianos sobre «la voluntad de ulteriores aclaraciones», que evidentemente no se resolvieron en las dos horas de entrevista de la semana pasada, así como la insinuación de una posible «nueva fase de discusión», dan a entender que el objetivo todavía no está a la vista.

***

Benedicto XVI acusa a los curas pederastas irlandeses de “socavar la credibilidad de la Iglesia”.
Lamenta que salieran “a la luz los pecados cometidos por sacerdotes y personas consagradas”.

Joseph Ratzinger Tauber desborda cinismo en  las acusaciones contra los neocuras pederastas de Irlanda; primero porque no sólo sucedió en ese país, sino en todo el orbe cristiano y de manera súbita, orquestada; segundo porque él en persona es quien manufacturó el procedimiento para encubrir, proteger y reubicar a los miembros de ese ejército de sátiros a través del Crimen Solicitationis, manual operativo mediante el cual se prohibía a las víctimas y a terceros dar vista del crimen a las autoridades civiles incluso con pena de excomunión. Y en tercer lugar porque él mismo lanza la pregunta crucial:
¿Cómo se explica el que personas que reciben regularmente el cuerpo del Señor y confiesan sus pecados en el sacramento de la Penitencia hayan pecado de esta manera?
La única respuesta posible es: porque esos miles de neocuras infiltrados en los seminarios -como lo denunció Bella Dodd- realmente no recibían y no reciben los santos sacramentos desde hace décadas.
(Transcrito de la Agencia EFE)
Benedicto XVI afirmó hoy que los “pecados cometidos por sacerdotes y personas consagradas contra personas confiadas a sus cuidados”, de las que “abusaron” en lugar de mostrarles el camino hacia Cristo, “han socavado la credibilidad del mensaje de la Iglesia”.
El pontífice hizo estas declaraciones en un vídeo enviado con motivo de la clausura del 50 Congreso Eucarístico Internacional, que que se ha celebrado estos días en Dublín.
Benedicto XVI lamentó que “la gratitud y la alegría por una historia tan grande de fe y amor” como la de la Iglesia en Irlanda, se hayan visto…
“conmocionados de una manera terrible al salir a la luz los pecados cometidos por sacerdotes y personas consagradas“, en alusión a los casos de abusos sexuales a menores por parte de religiosos en ese país.
¿Cómo se explica el que personas que reciben regularmente el cuerpo del Señor y confiesan sus pecados en el sacramento de la Penitencia hayan pecado de esta manera? Sigue siendo un misterio. Pero, evidentemente su cristianismo no estaba alimentado por el encuentro gozoso con Cristo: se había convertido en una mera cuestión de hábito”, subrayó.
El pasado 12 de junio, el cardenal Marc Ouellet, legado pontificio en el 50 Congreso Eucarístico Internacional, se reunió con víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos, a las que pidió perdón en nombre del papa y de la Iglesia y ante las que expresó “vergüenza y remordimiento”.
En 2009 se conocieron dos informes oficiales irlandeses que desvelaron que durante décadas centenares de niños de ese país sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes.
Tras conocer estos casos, el papa manifestó que estaba “desolado y angustiado” y que compartía con los fieles la “indignación, la traición y la vergüenza” por esos delitos sexuales. (RD/Efe)

***


El episcopado irlandés encabezó en Semana Santa  procesión “ecuménica” en Dublín, pero acompañado de anglicanos, luteranos y calvinistas; no por católicos.

El obispón Diarmuid Martin realmente está preocupado y molesto porque no se hace caso a una “nueva generación de teólogos” y los irlandeses están muy atentos a los escándalos de la NeoIglesia y reacios al acelerado aggiornamiento promovido por la sede anticristiana. 
“Es una Iglesia muy parada, tenía necesidad de renovación“
En una entrevista muy autocrítica concedida este fin de semana a L´Avvenire, Diarmuid Martin hace un respaso por los problemas que aquejaban a la Iglesia irlandesa más allá de los casos de pederastia: “Es una Iglesia muy parada, tenía necesidad de renovación“. Y en ese sentido han aprovechado bien la presencia en el Congreso de obispos y católicos de todo el mundo para recobrar “optimismo y confianza” e involucrarse en el proceso general europeo de nueva evangelización:
la atención a ”los católicos bautizados que han perdido todo contacto no sólo con la Iglesia, sino incluso con Jesucristo”.
No sólo las medidas contra los abusos sacarán a la Iglesia irlandesa de su estado de postración ante la opinión pública, reconoce monseñor Martin: 
“También la presencia de una nueva generación de teólogos, incluso laicos, algo nuevo que hay que animar y sostener”.
No se atendía la vida interior
¿Y cómo se ha llegado a este punto?, insiste el periodista del diario de la conferencia episcopal italiana. Y aquí el arzobispo de Dublín hace una reflexión que se ha hecho también en España en alguna ocasión al respecto de los nacionalismos:
“El problema de Irlanda del Norte ocupaba mucha atención también en la Iglesia. Y mientras se afrontaban estas dificultades, se descuidaban los problemas de la fe y de la formación religiosa de los jóvenes y de los adultos, problemas que existían realmente. No ha habido atención a la cultura católica, un aspecto de la vida de la Iglesia que aquí ha faltado y que tenemos que desarrollar“.
La Iglesia está muy presente en la sociedad irlandesa, sí, “pero toda la dinámica se focalizó sobre aspectos externos, sobre las estructuras, sobre el cambio de papel de la Iglesia en la sociedad, y no sobre la vida interior“. Por eso este Congreso Eucarístico suscita tantas esperanzas a monseñor Martin:
“Ha hecho un énfasis especial en la oración, en la reflexión, en el silencioLa Iglesia no es solamente un ente político en el interior de un Estado. Es otra cosa”.
El Año de la Fe, concluye el prelado, será el siguiente hito del proceso de renovación: un proceso que, a diferencia de los escándalos de abusos,
“no produce titulares en los medios, sino que se introduce lentamente en la cultura de la Iglesia y de la sociedad”.

***



(Transcrito de Proces.com.mx) 
Milán / Italia.- La mañana del 19 de octubre de 2011, el sacerdote mexicano Rafael Moreno llegó muy temprano al Vaticano. Su cita estaba ya agendada en el tercer piso del Palacio Apostólico con monseñor Georg Gäenswein, secretario particular de Joseph Ratzinger.
No estaría más de media hora, así que tenía que ser concreto, ir al grano sin perder tiempo.
Moreno no era uno de los tantos misioneros de América Latina que pasan a diario por el Vaticano. El sacerdote fue durante 18 años el asistente privado de Marcial Maciel, el fundador de la Legión de Cristo.
“De hace algún tiempo vive en Brasil, pero desde que su líder murió, Moreno vive atormentado, como si tuviera una daga clavada. Piensa que los asuntos que han tenido como protagonista a Maciel no han sido examinados con atención por la jerarquía vaticana…”.
De esta manera, el periodista Gianluigi Nuzzi narra en un capítulo de su más reciente libro, Su Santidad. Las cartas secretas de Ratzinger, la visita del asistente privado de Maciel a la santa sede. Lo hace a partir de una de las muchas notas y cartas que le fueron filtradas por “gente muy cercana al Papa”.
“Ese día –cuenta Nuzzi– el exasistente de Maciel quiere revelar una verdad que, según él, nunca han querido escuchar en el Vaticano y que para él significan secretos indecibles sobre los abusos de Maciel que cada día, con insistencia, resurgen en su conciencia”.
Gäenswein lo recibe, escucha la confesión, toma apuntes. El recuento es tan turbador que el secretario escribe todo en su lengua madre: el alemán. Pocas palabras, pero claras.
En nueve renglones queda lo que Moreno narra a Gäenswein: que en el 2003 intentó informar al Vaticano de la verdadera vida del fundador de los legionarios de Cristo, que “no lo escucharon ni le creyeron”, que Angelo Sodano, entonces secretario de Estado de la santa sede, ni siquiera le concedió la audiencia solicitada.
Gäenswein –quien escribió en una tarjeta timbrada con la leyenda Segretaria Particolare di Sua Santitá– tomó nota también de una confesión importante: Rafael Moreno “había destruido pruebas y material que incriminaba a Maciel”.
Nuzzi reflexiona: “Si el secretario de Maciel, que actualmente vive en Brasil, no miente, lo que contó significa que tres años antes de que el Papa castigara al fundador de los legionarios de Cristo, en el Vaticano se conocían detalles de su conducta”.
Maciel, quien murió alejado de la legión el 30 de enero de 2008, fue castigado por Benedicto XVI el 19 de mayo de 2006. El Papa lo obligó a “llevar una vida de oración y penitencia” por los abusos sexuales que cometió durante décadas contra seminaristas, así como por el uso de drogas y relaciones con mujeres, con las que tuvo varios hijos.
“Sin embargo –recuerda Nuzzi en su libro–, Benedicto XVI aseguró en el libro-entrevista La luz del mundo, del escritor alemán Peter Seewald, que sólo a partir del año 2000 se comenzaron a tener puntos de referencia concretos sobre Maciel y que era necesario tener pruebas ciertas para estar seguros de que las acusaciones tenían fundamento”.
Nuzzi escribe: “Después del encuentro, que duró de las 9 a las 9:30 horas, Gäenswein despide a Moreno y se encierra en su oficina, relee sus apuntes como si quisiera sopesar cada palabra que deberá comunicar en breve a Ratzinger en un encuentro que ya sabe que será doloroso”.
El “hombre misterioso”
Desde que el libro de Nuzzi se publicó en Italia el pasado 25 de mayo, ha causado un verdadero terremoto mediático dentro y fuera del Vaticano.
La razón: el texto, de 319 páginas, da a conocer documentos reservados de Joseph Ratzinger. Todos ellos salieron de su habitación en la curia romana, un lugar donde poquísimas personas tienen acceso y donde se supone que éstas son de toda la confianza y siguen las normas de secrecía por tener el privilegio y la responsabilidad de atender a uno de los hombres más importantes e influyentes del mundo: el líder de la Iglesia católica.
Esas personas son: monseñor Georg Gäenswein, secretario personal; monseñor Alfred Xuareb, segundo secretario; cuatro mujeres laicas de la orden religiosa Comunión y Liberación, Loredana, Carmela, Cristina y Rossella, llamadas también “memores Domini”, y su mayordomo Paolo Gabriele, conocido en la sede vaticana como Paoleto, quien ayudaba al Papa a cambiarse de ropas y lo acompañaba –a pie o en vehículo– en sus paseos por los jardines del Vaticano o en sus recorridos por diferentes plazas de las ciudades del mundo que visita.
Las autoridades vaticanas iniciaron una investigación interna y detectaron que Gabriele, el mayordomo del Papa, fue quien filtró a Nuzzi y a otros periodistas las cartas y notas reservadas del pontífice. Fue arrestado el 23 de mayo por agentes de la gendarmería del Vaticano.
En su libro, Nuzzi no menciona a Gabriele por su nombre. Lo describe como un “hombre misterioso” que se debate para tomar una decisión que cambiará su vida: dar a conocer a todos la verdad de los santos palacios para que los “mercenarios” sean lanzados del templo.
“Mientras que a Joseph Ratzinger –señala Nuzzi– le duelen las rupturas que se están consumando en la curia romana y en la comunidad de los purpurados que ha salido más lastimada en los últimos consistorios, nuestro hombre está afligido por una elección de impacto más inmediato: tiene que decidir si lleva a cabo o no la misión con la verdad que decidió comenzar con la muerte de Karol Wojtyla, haciendo propia la enseñanza del sucesor, Benedicto XVI: ‘En un mundo donde la mentira es potente, la verdad se paga con el sufrimiento’”.
Dos días después de entregar los documentos, el “hombre misterioso” habría confesado a Nuzzi: “En algunos momentos de la vida se es hombre o no se es (…) ¿La diferencia? Viene sólo del valor de decir y hacer lo correcto, lo que se cree justo. Mi valor es dar a conocer las cuestiones más tormentosas de la Iglesia, hacer públicos algunos secretos, pequeñas y grandes historias que no superan el gran portón de bronce, sólo así logro sentirme libre sin la insoportable complicidad de quien aun sabiendo calla”.

Días tormentosos

Nuzzi narra en el inicio de su libro los días que vivió Ratzinger previos al cuarto consistorio de su papado, que se celebró el pasado 18 de febrero, cuando se eligió a 22 nuevos cardenales y comenzaron las filtraciones de los primeros documentos.
El 10 febrero el diario Il Fatto Quotidiano había publicado una carta donde se advierte de un posible atentado contra el Papa antes de noviembre de 2012. Dos semanas más tarde –el 25 de enero–, durante el programa de televisión Los Intocables que conduce el propio Nuzzi, éste dio a conocer otra carta privada que pone al descubierto la corrupción en el Vaticano.
En su libro Nuzzi retoma dicha carta y da a conocer otras más dirigidas al Papa. Están firmadas por el arzobispo Carlo María Viganó, secretario general de Gobernación del Vaticano, organismo encargado de las actividades económicas y administrativas de la santa sede, y en ellas se advierte que existen malos manejos en la gestión vaticana.
Por ejemplo, en una carta fechada el 27 de marzo del 2011 Viganó informa al Pontífice que a su llegada a Gobernación éste tenía un subejercicio de 8 millones de euros debido a transacciones poco transparentes. Detectó que en un solo día el Vaticano perdió 2.5 millones de euros en la “utilización” de empresas llamadas “aficionadas” para contratos de todo tipo.
De acuerdo con testimonios presentados primero en el programa Los Intocables y luego en su libro, Nuzzi señala que Viganó comenzó a limpiar la administración del Vaticano: desechó contratos y transparentó otros; ajustó gastos y disminuyó costos. El resultado: un año después el Vaticano tenía un saldo a favor de 34 millones 450 mil euros.
Sin embargo, Tarcisio Bertone, secretario de Estado, alejó a Viganó del Vaticano. El 19 de octubre de 2011 lo nombró nuncio apostólico en Estados Unidos.
En su libro, Nuzzi también da a conocer cartas sobre el caso de Dino Boffo, quien en el verano de 2009 renunció como director del diario católico Avvenire después de que Il Giornale, periódico propiedad de la familia Berlusconi, sugirió en editoriales que era homosexual y lo acusó de estar involucrado en casos de acoso sexual.
En diciembre de 2010 Boffo envió dos cartas a Georg Gäenswein, secretario particular de Ratzinger, y una más a monseñor Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).
En ellas deja entrever que la campaña en su contra, que casi lo orilla al suicidio, no fue en realidad dirigida desde el entonces gobierno de Berlusconi, sino desde el propio Vaticano. Sostiene que los editoriales de Il Giornale intentaban golpear a los cardenales Angelo Bagnasco y Camilo Ruini, los principales dirigentes de la CEI, que le son cercanos y los cuales están enfrentados con Bertone.
“Reverendísimo Monseñor”, escribe Boffo en una larga carta fechada el 6 de enero del 2010 que manda por fax a Gänswein, “usted probablemente sabrá qué me sucedió entre el mes de agosto (2009) y hasta ahora; es decir, la dimisión de la dirección de Avvenire y de otros medios, obligado por una campaña denigrante lanzada por Vittorio Feltri, director de Il Giornale”.
En cinco páginas, Boffo dice que, tras una investigación que él mismo realizó, comprobó que Gian Maria Vian, director del Osservatore Romano, filtró las cartas en las que se afirma que él frecuentaba ambientes homosexuales. Señala que dicha filtración ocurrió con la anuencia del cardenal Bertone, lo que afectó las relaciones entre el gobierno del Vaticano y la CEI.
El caso Boffo, ampliamente difundido por la prensa italiana durante más de un año, no era reportado íntegramente en la síntesis informativa que la Secretaría de Estado, a cargo de Bertone, envía todos los días al Papa. Ratzinger se dio cuenta de ello por otras fuentes. Fue entonces cuando decidió iniciar una investigación interna, la cual estuvo a cargo de su fiel secretario Gänswein.
Nuzzi también rescata cartas de Ettore Gotti Tedeschi, quien hasta el pasado 24 de mayo fue presidente del Instituto para las Obras de la Religión (IOR, y que asume las funciones del Banco del Vaticano). En ellas se deja ver la lucha encarnizada que existe por las finanzas del Vaticano.
Gotti Tedeschi tenía el encargo directo del Papa de transparentar las cuentas de la banca vaticana para que éstas se ajustaran a las normativas europeas que impiden el lavado de dinero, pero su gestión fue siempre “resistida” por Bertone.
El próximo 2 de diciembre Bertone cumplirá 78 años. De acuerdo con el Derecho Canónico, debió jubilarse a los 75 años, “pero es el Papa quien decide y, a pesar de todo, lo ha dejado que siga dirigiendo, como también lo ha hecho con otros por muy polémicos que éstos sean”, explica Valerio Gigante, redactor de la agencia Adista, una cooperativa de laicos muy críticos que nació en 1967 después del Concilio Vaticano de ese año.
El pasado martes 5, durante una audiencia general, Benedicto XVI dijo en referencia al escándalo por la fuga de información de la Curia Romana: “Tengo tristeza en mi corazón pero también la certeza de que la Iglesia está guiada por el Espíritu Santo y el Señor no me dejará sin ayuda”.
Sin decir nombres, Benedicto XVI también aprovechó el momento para acallar los rumores cada vez más fuertes de que realizará cambios en su equipo más cercano: “Quiero renovar mi confianza y mi respaldo a mis más cercanos colaboradores y a todos aquellos que, con fidelidad, espíritu de sacrificio y en el silencio me ayudan a seguir logrando mi ministerio”.

***



***


Se pretende cancelar los «errores» del evolucionismo de los libros de texto, para «corregir» la visión del mundo de los estudiantes”

(Transcripción de Vatican Insider/Marco Tossati)
En la guerra sin fin entre los evolucionistas y los creacionistas, los últimos se han adjudicado una victoria de relieve, aunque no haya sido en los Estados Unidos, campo privilegiado de sus batallas, sino en Asia. En Corea del Sur aceptaron la petición de cancerlar de los libros de texto del bachillerato algunos elementos y referencias de carácter evolucionista. Probablemente se trata de la primera vez que esto sucede en un país de cultura científico-occidental en los últimos dos siglos, desde cuando la doctrina evolucionista se impuso, a menudo con una función anti-religiosa. 
La campaña la dirigió la Society for Textbook Revise (STR), que pretende cancelar los «errores» del evolucionismo de los libros de texto, para «corregir» la visión del mundo de los estudiantes. La Sociedad incluye entre sus miembros a algunos profesores de biología y docentes de altísimo nivel. En la petición no pedían que fuera eliminada toda la teoría, sino que se indicaban algunos ejemplos específicos, como el caballo y la teoría del Archaeopteryx (probable antepasado de los pájaros). 
La STR también está llevando a cabo una campaña para quitar de los libros de texto algunas partes relacionadas con la «evolución de los humanos» y «la adaptación de los picos del pinzón vulgar (Fringilla coelebs) según el hábitat y sobre su alimentación»; esta es una clara refetencia a las observaciones más famosas que llevó a cabo Charles Darwin durante su viaje que originó su teoría sobre el origen de las especies. El grupo subraya, para apoyar su campaña, algunos descubrimientos recientes. Por ejemplo, que el Archaeopteryx  es uno de los tantos dinosaurios con plumas, por lo que no es necesariamente el antepasado de todos los pájaros. 
El grupo forma parte de la Korea Association for Creation Research (KACR), un grupo más amplio que trabaja para hacer propaganda de la ciencia creacionista y de la historia bíblica de la formación de la humanidad. Corea del Sur es un país en donde la fe religiosa, cristiana o budista, se vive con mucha energía, y esto tiene un efecto en la aceptación o el rechazo de las doctrinas evolucionistas. 
Naturalmente, el debate sigue enojando mucho del otro lado del Pacífico, en donde los creacionistas están ganando pequeñas batallas contra sus adversarios. Al respecto, las proporciones sobre lo pendientes que están los unos de los otros sonmuy interesantes. Un sondeo reciente, que condujo la Gallup, indica que el 46 % de los estadounidenses es creacionista, y cree que Dios creó directamente a los seres humanos en su forma actual, hace unos últimos diez mil años. 
Mientras casi la mitad de la población comparte esta opinión, un 32 % más considera que los seres humanos evolucionaron, sí, pero con la ayuda de Dios. Así pues, un importante 78 % de los estadounidenses considera que la divinidad jugó un papel fundamental y determinante en la creación o en la formación de la humanidad. El 15 % de los entrevistados, en cambio, cree que se dio una evolución sin ninguna intromisión divina. 
En Corea del Sur, obviamente, un sondeo que llevó a cabo una transmisión televisiva sobre “The Era of God and Darwin” , mostró que una tercera parte de los entrevistados no creía en la evolución. De ellos, el 41 % sostuvo que no había pruebas científicas suficientes para apoyar la teoría; el 39 % afirmaba que iba en contra de su fe religiosa; y el 17 % dijo no entenderla. 
Obviamente, los evolucionistas sudcoreanos están muy preocupados por lo que está sucediendo, y están estudiando estrategias para reconquistar el terreno perdido. La guerra sigue.

***

 
El Opus Dei recibe con los brazos abiertos a sus hermanos lefebvrianos.

“Si se llega a la plena comunión de la Fraternidad de San Pío X con la Sede Apostólica y se erige una prelatura personal, será una gran alegría”
(Transcrito de Terra con información de la agencia EFE)
El Opus Dei ha expresado su “alegría” por la intención de la Santa Sede de conceder una Prelatura Personal a la tradicionalista Fraternidad de San Pío X (“lefebvrianos”) si este grupo cismático vuelve al redil de la Iglesia Católica.
“Si se llega a la plena comunión de la Fraternidad de San Pío X con la Sede Apostólica y se erige una prelatura personal, será una gran alegría”, señaló a Efe un portavoz del Opus Dei, institución de la Iglesia Católica fundada por el español san Josemaría Escrivá de Balaguer y erigida prelatura personal por el papa Juan Pablo II en 1982.
Hoy, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, informó de que ayer el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal William Levada, se reunió con el superior de los “lefebvrianos, Bernard Fellay, y que éste se comprometió a dar en un “tiempo razonable” una respuesta sobre si aceptan o no las condiciones impuestas por la Santa Sede para su regreso a la Iglesia de Roma.
En la reunión, Levada entregó asimismo al obispo Fellay “un borrador del documento por el que el papa les concedería una prelatura personal, como instrumento más adaptado a un eventual reconocimiento canónico de la Fraternidad”, precisó Lombardi.
Respecto a la prelatura personal, el Opus Dei subrayó en un comunicado que esa figura canónica “es muy amplia y permite encuadrar a realidades distintas, que tienen en común estar compuestas de prelado, presbiterio y fieles que siguen perteneciendo a las diócesis en las que viven”.
El Opus Dei precisó que esa “amplitud” explica que quepa una realidad como ellos, cuyos fieles tienen una doble dependencia (del obispo de la diócesis en la que viven y en la que reciben todos los sacramentos y del prelado), y otra “como esa posible nueva prelatura”.
En esa eventual nueva prelatura, precisó el Opus Dei, “parece que se daría una jurisdicción más general sobre los fieles, para la administración de todos los sacramentos en el marco litúrgico anterior a la reforma de Pablo VI”.
El obispo Fellay se mostró recientemente a favor de una prelatura en la que el prelado tenga un mayor margen de maniobra y que del mismo dependan todos los sacerdotes y fieles miembros de la Fraternidad.
Fuentes vaticanas señalaron hoy que esa eventual prelatura estaría más en la línea de los “ordinariatos” aprobados hace dos años por la Iglesia Católica para acoger a los fieles anglicanos que deseen volver a la Iglesia de Roma, que la del Opus Dei.

***


El refrito de novela lefebvriana es actuado por Bernard Fellay, ahora en el papel del Iscariote, Joseph Ratzinger Tauber en el papel de Anás y William Levada en el papel de Caifás, con todo y las treinta monedas bajo la forma de una Prelatura Personal estilo Opus Dei.
Lo pactado es que se simulará que tres o dos de los obispones lefebvrianos se sedevacantizarán o algo similar y los restantes “pastores” integrarán al 75% de los fieles “perplejos” a la Barca Invertida.
De confirmarse el guión del melodrama, a principios de julio los lefebvrianos se reunirán en su Capítulo general, donde pululan apellidos como Black, Steiner, Kocher, Calderón, Morgan, Gleize, Schmidberger, King y puras finísimas personas. En ese capítulo, según el propio William Levada, se podría dar el placet a la entrega de las banderas, con las condiciones pactadas.

***

Fellay en la Roma apóstata…

(Transcrito de LaCroix.com, traducción de Foro Católico)
El pasado sábado 9 de junio, durante una reunión de trabajo con Benedicto XVI, se desarrolló el texto que presentó este miércoles 13 de junio William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, a Bernard Fellay superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX). 
El documento hace posible el regreso de la Fraternidad a la Iglesia, abordando tanto los requisitos sustantivos como los formales, con la creación de una prelatura personal para la FSSPX (al estilo del Opus Dei, el cual participó en los diálogos encabezados por el “amnésico” Ruiz de Galarreta).
En cuanto al fondo, es decir, la doctrina de la exposición de motivos, establece una condición a la readmisión.
En el documento se señalan los progresos realizados por el Superior de la Sociedad en marzo, en una carta enviada a Roma. Esta respuesta fue considerada positivamente , tanto por la Congregación para la Doctrina de la Fe como por el propio Benedicto XVI. A diferencia de su primera respuesta, en efecto, Fellay rechazó a los fundamentalistas en general (Ruiz de Galarreta, Tissier de Mallerais y “el trinador” Williamson) aceptó la enseñanza final del Concilio Vaticano II y a los Papas siguientes.
Sin embargo mantuvo formulaciones consideradas inaceptables por Roma, incluida la referencia a “los errores del Concilio”. Se acepta que la Hermandad pueden tener reservas sobre ciertos puntos del Concilio Vaticano II (libertad de conciencia, el diálogo interreligioso, el ecumenismo), pero no se puede hablar de “los errores del Concilio”. 
La integración deberá hacerse pública una vez que se haya obtenido el acuerdo final con Mons. Fellay. Sin embargo, no se sabrá la versión original propuesta inicialmente por Roma, en la cual se centró la discusión.

MONS. FELLAY PUEDE SOLICITAR UNA PRÓRROGA, PARA REFLEXIONAR

El texto presentado el miércoles también proporciona las condiciones prácticas de este restablecimiento, con la creación de una prelatura personal, similar a la creada por Juan Pablo II para el Opus Dei. Una prelatura personal es una especie de diócesis sin territorio, que por lo tanto le daría a la autoridad de la Fraternidad sobre sus miembros, siempre que se obtenga el consentimiento del obispo local para instalarse en un lugar u otro. Sin embargo, este conocimiento de que el obispo no sería necesario las casas, conventos e iglesias ya fundadas.
Sin embargo, debe tener cuidado con el resto del proceso. En primer lugar, Mons. Fellay tiene que aceptar las últimas modificaciones solicitadas por Roma, y luego entrar por la puerta abierta por Benedicto XVI. 
Todo indica que aún no está listo. Por lo tanto, en una entrevista publicada en la información del sitio web de la Fraternidad San Pío X el 7 de junio, señaló que “Roma no pide ya una plena aceptación del Concilio Vaticano II como una condición para la resolución jurídica”, y señaló que “hoy en día, en Roma, algunos consideran que una comprensión diferente de la del Concilio no es determinante para el futuro de la Iglesia, porque la Iglesia es más que el Concilio”.
Sin embargo, el Superior de la Sociedad podría solicitar una prórroga para la reflexión. En efecto, debe recordarse que en 1988, cuando se había firmado el acuerdo (Protocolo Schmidberger-Ratzinger), los fundamentalistas cortaron abruptamente las conversaciones. Por otra parte, parece cierto que, incluso si está de acuerdo Fellay, no está claro cómo van a quedar los demás obispos de la Sociedad, cuya excomunión fue levantada por Benedicto XVI en 2009, y que, presumiblemente, no van a aceptar el restablecimiento .

LOS OBISPOS FRANCESES ATENTOS A CUALQUIER FORMA DE TRIUNFALISMO DE LA FRATERNIDAD SAN PÍO X

La reabsorción de la escisión es uno de los objetivos asignados por Benedicto XVI para su pontificado, y puso todo su poder para llegar a ese fin. Él está convencido “si la Hermandad está vinculada con el resto de la Iglesia, la tradición de esta comunidad la vivificará, y el tiempo hará su trabajo para vencer la resistencia (de los “católicos perplejos”  por supuesto) .”
Visto desde la Iglesia de Francia, sin embargo, donde el peso de la Fraternidad es históricamente importante, las cosas son más complejas. Los obispos estarán muy atentos a las opiniones de los líderes de la Hermandad, para que ésta, por exceso de triunfalismo, no vaya a enemistarse con la mayoría de los católicos franceses, como ocurrió durante la creación del Instituto del Buen Pastor.
También saben que la decisión podría ser entendida por los mismos católicos como el funeral a los logros conciliares, cincuenta años después del evento. No hay duda de que van a aprovechar la oportunidad que brinda el aniversario de oro para tranquilizarlos mediante un poderoso recordatorio de la importancia del Concilio Vaticano II en el funcionamiento de la Iglesia de hoy.
Frédéric Mounier (Roma) e Isabel de GAULMYN

***


Fellay corrió presuroso a recibir la respuesta ya prevista…
En cuestión de horas se conocerá el desenlace del primer acto de la obra teatral cuyo final ya se sabe, aunque no se quiera aceptar…
Ciudad del Vaticano, 13 jun (EFE).- El superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, Bernard Fellay, se entrevistó hoy en el Vaticano con la cúpula de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que le entregó, según los medios italianos, la decisión del papa sobre el regreso de los lefebvrianos a la Iglesia de Roma.
La decisión de Benedicto XVI, que ha dado numerosos pasos para lograr que este grupo tradicionalista vuelva al redil, ya fue comunicada el pasado sábado, según las mismas fuentes, por él mismo al cardenal William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y al secretario de ese dicasterio, Luis Francisco Ladaria.
Levada y Ladaria entregaron hoy al obispo Fellay esas conclusiones.
El pasado 16 de mayo, el Vaticano examinó la respuesta que pidió un mes antes a la cismática y tradicionalista Fraternidad San Pío X (lefebvrianos) para que clarifique si acepta o no las condiciones impuestas para regresar al seno de la Iglesia, pero ese día el portavoz, Federico Lombardi, precisó que había que esperar a nuevas reuniones para conocer la decisión final.
La Congregación para la Doctrina de la Fe, precisó Lombardi, formuló algunas objeciones.
Días antes se conoció una carta que los otros tres obispos “lefebvrianos” -el español Alfonso de Gallareta, el francés Tissier de Mallerais y el británico Richard Williamson- enviaron a Fellay y en la que se mostraron contrarios a un acuerdo con el Vaticano para volver al seno de la Iglesia católica.
A ese respecto, Lombardi dijo que la situación de esos tres prelados “tendrá que ser tratada por separado y de manera personal”.
Según Lombardi, que espera tiempos aún largos para llegar a un acuerdo, no está dicho que la solución “englobe todas las posiciones”.
El 14 de septiembre de 2011, el Vaticano entregó a los “lefebvrianos” un “preámbulo doctrinal” con las condiciones para regresar a la Iglesia de Roma, cuyos puntos se desconocen.
Lo único que se sabe del mismo es que contiene algunos principios doctrinales y criterios de interpretación de la doctrina católica “necesarios para garantizar la fidelidad al magisterio de la Iglesia”.
Asimismo, abre “al legítimo debate” el estudio y la explicación teológica de “puntuales expresiones o formulaciones presentes en los documentos del Concilio Vaticano II y del magisterio posterior”.
La Santa Sede considera como “base fundamental” para la obtención de la plena reconciliación la aceptación del preámbulo doctrinal.
Los “lefebvrianos” surgieron en 1969, cuando Lefebvre (1905-1991) creó la Fraternidad San Pío X, asociación tradicionalista que rechaza frontalmente el Concilio Vaticano II, al que considera una “herejía”, y las “destructivas” reformas surgidas del mismo, al tiempo que defiende a ultranza el rito preconciliar.
Este grupo desató un cisma en la Iglesia católica en 1988, cuando Lefebvre ordenó sin permiso de Juan Pablo II a cuatro obispos (Fellay, De Gallareta, De Mallerais y Williamson).
En aras de la buena voluntad para que vuelvan al redil, Benedicto XVI liberalizó en 2007 la misa en latín y en 2009 levantó las cuatro excomuniones.
Pero uno de esos obispos, Williamson, negó después el Holocausto, lo que puso en pie de guerra a la comunidad judía internacional.
Los “lefebvrianos” cuentan con cuatro obispos, cerca de medio millar de sacerdotes y más de 200.000 fieles repartidos por todo el mundo, especialmente en Suiza, Francia, Argentina, EEUU, Alemania, Chile y Colombia.
Según fuentes vaticanas, aspiran a obtener dentro de la Santa Sede un estatus de prelatura personal como el que tiene el Opus Dei. EFE

***


Marc Ouellet (der) con su sucesor Gérald Cyprien Lacroix.

¿Quién será más desvergonzado o cara dura en la Vaticueva; Ouellet, Marx, Dolan, Schönborn, Bertone…?, quien gane será el posible sustituto de Ratzinger Tauber.
Ouellet acaba de “fustigar” a pederastas: ‘Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de molino y lo tiraran al mar, antres que ser ocasión de pecado para uno de estos pequeños’ (Lc. 17,2)
Lo perverso del asunto es que bien sabe, como lo han denunciado miles de víctimas,  que su jefe y cientos de obispones fueron los protectores de miles de pederastas, todo un ejército de sátiros desparramados por todo el orbe cristiano y cuya inmensa mayoría nunca fue castigado, ni por la ley civil, ni por la eclesiástica, antes bien fueron protegidos y promovidos.
La siguiente noticia informa de Marc Ouellet, enviado de Benedicto XVI al Congreso Eucarístico Internacional en Irlanda, país que prácticamente ha roto relaciones con la Vaticueva, a pesar de su histórico catolicismo,  debido a que se enteró de la complicidad de Roma con el ejército de sátiros.
La nota fue transcrita directamente de Zenith

DUBLÍN, miércoles 13 junio 2012 (ZENIT.org).- El cardenal Marc Ouellet, legado papal para el 50 Congreso Eucarístico Internacional, participó en una peregrinación de dos días a Lough Derg, donde se reunió con un grupo representativo de supervivientes de abuso de menores en la Iglesia. Entre los representantes había víctimas de abuso clerical e institucional de diferentes partes de Irlanda. Cada superviviente tuvo la oportunidad de contar su experiencia y el impacto que tuvo en su vida. la reunión duró dos horas.
El legado papal celebró la Misa en la basílica de San Patricio con un centenar de peregrinos irlandeses e internacionales del Congreso Eucarístico.
En su homilía, el cardenal Ouellet señaló que fue enviado a Lough Derg por el papa Benedicto XVI para pedir perdón a Dios por los abusos sexuales del clero no sólo de Irlanda sino en toda la Iglesia (¿y el castigo a los culpables?…. nada).
“En nombre de la Iglesia, he pedido perdón una vez más a las víctimas, tras reunirme con algunas de ellas en Lough Derg”, dijo.
“la tragedia de los abusos sexuales a menores perpetrados por cristianos, especialmente cuando son obra de miembros del clero, es una fuente de gran vergüenza y enorme escándalo. Es un pecado contra lo que Jesús mismo fustigó diciendo: ‘Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de molino y lo tiraran al mar, antres que ser ocasión de pecado para uno de estos pequeños’ (Lc. 17,2).
El prelado canadiense reafirmó el compromiso de la Iglesia católica para proporcionar un ambiente seguro a los niños (¿y el castigo a los depredadores?) donde “una nueva cultura de respeto, integridad y amor como el de Cristo prevalezcan en nuestro medio y permee la entera sociedad”.
Respecto a la reunión con los supervivientes de abuso, el cardenal dijo que estaba profundamente conmovido y haría un informe del encuentro al santo padre.
El cardenal Ouellet y su delegación, que incluye al arzobispo Charles Brown, fueron acompañados por monseñor Liam MacDaid, obispo de Clogher, donde pasaron la noche. Durante su estancia, ayunaron y participaron en otros ejercicios penitenciales con los peregrinos de la isla.
Sandro Magister

Vaticanista Sandro Magister candidatea a Ouellet

ROMA, 10 de junio del 2012 – La Iglesia católica es como la Fiat-Chrysler. Lánguida en Italia y en Europa, resurge fuerte en los Estados Unidos, tiene el mercado más prometedor en el resto del mundo. Con un regalito para quien será el futuro Papa.
La nación que hoy tiene el más alto número de católicos es Brasil, con 134 millones, más que Italia, Francia y España juntas. Allí el catolicismo ha llegado a hacer frente a una competencia aguerrida, que en las décadas pasadas le ha inferido fuertes golpes. Porque cuando entre las élites católicas neomarxistas estaba en boga la teología de la liberación, los fieles no se convirtieron en masa a su verbo. Se pasaron por millones a las nuevas Iglesias pentecostales, con sus celebraciones alegres, la música, el canto, las curaciones, las lenguas inspiradas. Pero hoy este éxodo se ha detenido. También en la Iglesia católica los fieles encuentran aquel calor de participación y aquella firmeza de doctrina que hace tres o cuatro siglos lograron el éxito de las Reducciones, las misiones de los jesuitas en medio de los indios. El próximo año la jornada mundial de la juventud será en Brasil. El Papa Joseph Ratzinger ha prometido que estará.  
Después están los tigres asiáticos. Cuyo representante emblemático es Corea del Sur. Allí los católicos aumentan a ritmo sorprendente, con decenas de miles de nuevos bautizados adultos cada año. Han sido el alma del movimiento popular que pacíficamente le dio vuelta a las dictaduras militares. Y son parte activa de los sectores productivos que han logrado el milagro económico coreano. En la capital Seúl los católicos son hoy el 15 por ciento, cuando hace sólo medio siglo ni siquiera existían. Y como en una gran empresa, la Iglesia católica coreana se ha puesto el objetivo de convertir de acá al 2020 el 20 por ciento de la población. “Evangelización Veinte Veinte” es el título del programa.
En Asia, las Filipinas son la única nación en la cual los católicos son mayoría, con 76 millones de fieles. Pero aparte de Corea, el catolicismo está creciendo en varios países más. También y más donde es perseguido, como en China. 
Allí los cálculos sobre el número de cristianos, católicos y no católicos, oscila de un mínimo de 16 millones a un máximo de 200. Rodney Stark, entre los más acreditados estudiosos, calcula en 70 millones la cifra más realista. Las mujeres se convierten en doble medida que los hombres. Y las conversiones son más frecuentes en las ciudades, sobre todo entre los sectores emergentes y más acomodados. Quien visita las universidades chinas se queda sorprendido del clima que se respira allí, más palpablemente “cristiano” que en varias universidades occidentales.
Por no hablar de África. Por debajo del Sahara, en el último siglo, los católicos han pasado de menos de 2 millones a 130 millones, con un ímpetu misionero sin precedentes en los dos mil años de vida de la Iglesia. El rasgo más sorprendente es que esta expansión partió de Europa precisamente cuando la Iglesia se estaba asfixiando bajo el atropello de una cultura y de poderes hostiles al cristianismo.
Pero esas no son todas las sorpresas. En los Estados Unidos la Iglesia católica ha resistido mejor que las Iglesias protestantes históricas a la avanzada de la secularización precisamente allí donde ha rechazado de alinearse a las culturas y a los modos de vida dominantes. Y hoy se presenta mucho más activa en la escena pública no sólo por los nuevos obispos “afirmativos” que la guían, sino también por la presencia entre sus fieles de escuadras cada vez más numerosas de inmigrantes de América latina. Para Benedicto XVI la Iglesia de los Estados Unidos es la prueba de que el destino ineludible de Occidente no es que la fe se apague.
En suma, la metamorfosis en proceso en el catolicismo mundial es tal que si se quiere hacer un ejercicio de escuela, el candidato a Papa que más se ajusta es hoy, sin sombra de duda, el cardenal Marc Ouellet, 68 años, plurilingüe, canadiense, ex arzobispo de Quebec, es decir de una de las regiones más secularizadas del planeta, valiente teólogo de escuela ratzingeriana, hoy prefecto de la congregación vaticana que escoge los nuevos obispos, y sobre todo por muchos años misionero en América latina.


DIARIO PAMPERO Cordubensis
INSTITUTO EREMITA URBANUS
CÓRDOBA DEL TUCUMÁN y NUEVA ANDALUCÍA, 22 de junio de 2012. El 24.6: SAN JUAN EVAGELISTA. PARA TODOS “SIMONÍA”. GRACIAS FORO CATÓLICO BLOG. Gspp. *

1 comentario:

Alejandro De Fez dijo...

animo por la labor, los DEMOLEDORES no pueden hacer tan alegre e impunemente (aqui abajo) su trabajo... ya arriba les vendrá su pago, más bien inminente.

http://kaoshispano.blogspot.com.es/